28 de mayo de 2014

8 textos para descifrar el "Caso Mahuad"


Jamil Mahuad (foto de 1998) retornó a primera plana. Esta vez, según autoridades del Gobierno de Ecuador, el cerco se apretará más. Tres hechos a tener en cuenta: i) Interpol tomó cartas en el asunto y puso al personaje en su temida lista roja; ii) crece la presión política y diplomática de Quito sobre Washington para que Mahuad -haciendo cuarteto con los hermanos Isaías y Pedro Delgado- sea devuelto al país y enfrente a la Justicia; iii) esta vez la reacción de Mahuad tardó menos de lo acostumbrado, lo cual es mucho decir para un personaje de naturaleza parsimoniosa, al mejor estilo yin yang... De modo que el escenario revela nuevos movimientos, que en rigurosidad, alterarán poco la ecuación legal en curso (que es lo suficientemente enredada como para pasarse la vida entre tantas fojas), pero se moverá el tablero mediático y político, donde se decidirá la suerte de Mahuad Witt, al fin y al cabo, un ex Jefe de Estado caído en desgracia.

18 de abril de 2014

Gabo, la manera sencilla de llegar a García Márquez

Gabo en estado puro / Mano en la cabeza y mirada en el papel, pie descalzo sobre la baldosa, mesita apenas firme y equilibrada con la cuña de papel bajo la pata de la mesa. Así se forjó el Nobel de Literatura 1982 


(Van estas pocas líneas por pedido de mi hija Magaly)

Escribir sobre un genio de la literatura universal, para un neófito, es tan desafiante y riesgoso como esperar de un aprendiz de física un ensayo profundo sobre la Teoría de la Relatividad de Einstein. Quizá es más "terrenal" y cercano acercarse a Gabriel García Márquez por la ventana del periodista de cepa, por el vericueto exclusivo del épico y riguroso reportero que gozaba quemando suela; por el chaquiñán del narrador que se solazaba construyendo -o reconstruyendo- historias inverosímiles que el lector pronto aprendió a valorar. Mejor dicho, se me ocurre que para llegar a García Márquez, la mejor vía es simplemente Gabo…

3 de marzo de 2014

Para entender Venezuela vs. Venezuela y anexos

Cuando los ricos protestan
Por Luis Britto García. Caracas, Venezuela - Cubadebate, 3 de marzo, 2014

1. Decía el novelista colombiano William Ospina que en todo el mundo los ricos celebran y los pobres protestan, mientras que en Venezuela los pobres celebran y los ricos protestan. Nuestros privilegiados se sublevan contra todo el que gana elecciones: en catorce años el bolivarianismo triunfó en 18 de 19 consultas inobjetables. La oposición las desconoció todas, salvo un referendo donde obtuvo pírrica victoria, o aislados triunfos en elecciones locales. En los comicios del 8 de diciembre de 2013 los bolivarianos ganaron 240 de 337 alcaldías: no es raro que los disturbios se concentraran primero en 18, luego en 8, finalmente en 6 alcaldías opositoras de población de clase media. No es gran hazaña bloquear a los vecinos acomodados con barreras de basura incendiada bajo la solícita protección de autoridades y policías locales. Algunos sicarios abalean a sus propios manifestantes por la espalda o abaten bolivarianos desde edificios. Incendian medio centenar de metrobuses y varias centrales eléctricas. Caen víctimas de ambos bandos: lo que interesa al sicariato es la víctima, materia prima para las transnacionales de la desinformación. Adoradores de la muerte ahorcan muñecos como los que anuncian las atrocidades del Cartel de Sinaloa.