26 de marzo de 2017

Lourdes Tibán o la metamorfosis del movimiento indígena

Corpus Christi, Pujilí, mayo 2015 - Tibán regala un helado de Salcedo a Glas. Foto: Archivo particular
En junio de 1990, la sierra central se había convertido en una extensa zona en ebullición social sin precedentes en la historia del Ecuador. El levantamiento liderado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) tuvo ahí un enclave geográfico de indiscutido valor estratégico. Nada casual. Sobre las provincias de Chimborazo, Tungurahua, Bolívar y Cotopaxi, eje de los andes ecuatoriales, se extienden las ricas tierras que generan gran parte del alimento que abastece al mercado interno. Y en esas tierras se asientan también muchas comunidades indígenas, secularmente explotadas y oprimidas por la sociedad criolla.