5 de abril de 2013

La Guerra de Corea: la historia de un país partido en dos


Corea es un solo pueblo dividido en dos países. La fractura histórica de esa milenaria nación asiática data de un tiempo relativamente corto y ocurrió por la trágica combinación de razones políticas, ideológicas y geoestratégicas, en donde destacó la mano visible de las súperpotencias. El mapa político de la península coreana cambió radicalmente cuando, en general, la zona norte de Corea, escenario de una intenso ajetreo ideológico en disputa con la parte sur, tomó una deriva socialista y se alineó con la triunfante Revolución China (1949), la cual, al mando de Mao Tse Tung (Mao Zedong), concretó una de los hechos más importantes y cruciales de la historia moderna de la humanidad. La presencia de EEUU y de otras potencias capitalistas menores (Gran Bretaña, cuándo no) polarizó el conflicto y gatilló la crisis que derivó en una guerra abierta de consecuencias colosales y de amplio espectro militar (p. ej.: solo EEUU envió 265.000 soldados a la zona de guerra, aparte de las grandes fuerzas aliadas de Occidente, mientras la presencia del naciente ejército chino marcó también el carácter estratégico del conflicto en plena Guerra Fría). El período más intenso de la Guerra de Corea fue históricamente breve (1950-53), pero tuvo consecuencias políticas profundas y costos humanos de envergadura (al menos dos millones de muertos) que fueron opacados, en parte, por la lejanía del conflicto visto desde Occidente y por la estela mayor de la II Guerra Mundial, cuya herida estaba fresca en el imaginario colectivo.

Hoy, las dos Coreas han colocado nuevamente su dedo en el gatillo y los protagonistas no son muy distintos de aquellos de hace 63 años. No obstante, el mapa mundial ha cambiado, y mucho: Corea del Sur ya no es la aldea asiática de entonces, hoy es una potencia industrial de primer orden; Corea del Norte, económicamente empobrecida, es una potencia militar con arsenales nucleares; EEUU, con su hálito de súperpotencia no está en ascenso sino en declive; China Popular emerge del subdesarrollo y crece sin cesar hasta convertirse en lo que es hoy: la segunda economía mundial; Rusia, la rica viuda de la desaparecida Unión Soviética, ostenta el "pedigrí" de segunda potencia nuclear del orbe... Estos son los poderosos actores que actúan, enredados, en un contexto impredecible y altamente peligroso. No sin razón, Fidel Castro, uno de los mayores estrategas políticos y militares de nuestro tiempo, ha dicho hoy una verdad que urge dimensionar, al relievar "la gravedad de un hecho tan increíble y absurdo como es la situación creada en la península de Corea, en un área geográfica donde se agrupan casi 5 mil de los 7 mil millones de personas que en este momento habitan el planeta. Se trata de uno de los más graves riesgos de guerra nuclear después de la Crisis de Octubre en 1962 en torno a Cuba, hace 50 años". 

En esta entrega les adjunto algunas imágenes de la Guerra de Corea (1950-53) que recabé de distintos archivos, particularmente del fondo gráfico de las Naciones Unidas. He conservado los pies de foto en su versión original (inglés). La idea es tener una idea de lo que pasó entonces, lastimosamente, un pálido reflejo de lo que puede venir, si se activan (como en efecto puede pasar) los botones nucleares norcoreanos, y si el presidente de EEUU y Nobel de la Paz sigue enancado en la lógica belicista de los halcones y padrinos de los mortíferos B-52:

IMAGENES DE LA GUERRA DE COREA (1950-53)
Enemy supply buildings at Pukchang-ni in North Korea shrouded in smoke after being bombed by B-26 Invaders of the Unified Command. May 1, 1951

Soldiers of the 27th British Commonwealth Brigade mount American tanks to cross a small river in North Korea, to push their drive northward. October 28, 1950


American troops with a 105 mm howitzer towed by a 2-1/2 ton truck move up to the front lines in an early-dawn move. July 1, 1950


The swirl of bagpipes accompanies these British troops as they march toward the lines, near Suchon. January 1, 1950


In the camps, in Korea, prisoners of the Christian faith who want to live together are permitted to have their own tent, over which they have put a cross. May 1, 1951


In camps, war prisoners are given blankets. A group of new prisoners from the Chinese Communist and the North Korean armies, already in possession of their blankets, await assignment to tents. They are under the supervision of Chinese guards, prisoners themselves. May 1, 1951


After clothing is issued and donned, a prisoner stamps "PW" (Prisoner of War), the identifying mark, on the chest, back, and seat of the trousers. May 1, 1951